Blog

Blog

12-06-2018

123… ¡PIERNAS ARRIBA!

La temida época ha llegado para muchas de nosotras…el verano. Faldas, shorts, bikini y todo sin medias que puedan tapar eso que tanto nos preocupa…la CELULITIS.



Se puede definir como la acumulación de tejido adiposo en determinadas zonas que forman nódulos de grasa asociados a retención de líquido y toxinas.

El sobrepeso no siempre es la causa, afecta también a mujeres delgadas y deportistas.

Se manifiesta en piernas, abdomen y brazos pero también en caderas y muslos ya que nuestras hormonas femeninas, los estrógenos, hacen que la grasa se localice más en estas zonas. En cambio durante la menopausia al bajar los estrógenos y subir los andróginos, todo cambia y la acumulación se realiza en el abdomen,

Hay 4 fases:
- La primera afecta a la dermis y al tejido celular subcutáneo. El aumento de los adipocitos o un mal drenaje de las sustancias de deshecho de las células, provoca un edema.
- En una segunda fase, el edema se hace mayor y aparece la llamada piel de naranja formada por esos hoyuelos o depresiones típicas de la celulitis que se producen porque los adipocitos tiran hacia arriba mientras que los tractos fibrosos tiran hacia abajo.
- En la tercera fase, los tabiques se fibrosan y se acortan, y aparecen los problemas circulatorios y las varicosidades.
- La cuarta fase llega cuando el problema se destaca por los calambres y los pies fríos como síntomas típicos de esta fase.

Tipos de celulitis:

Hay 3 tipos de celulitis: La dura, “que se da en personas fibrosas y con la piel firme”, es dolorosa y produce sensación de frío o calor en la zona afectada. La flácida o blanda, es la más común, de aspecto gelatinoso, no suele doler, y se da en personas sedentarias o sometidas a cambios bruscos de peso. Y la edematosa, en cualquier edad y en piernas gruesas y con insuficiencia circulatoria.

Buenos hábitos

Beber mucha agua, reducir la sal, elegir siempre alimentos ricos en potasio (plátano, espinacas, frutos secos…) que mejoran la circulación, depurativos (apio, espárragos, alcachofa y piña), ricos en fibra, y con bajo aporte de grasa e hidratos. También recomendamos ingerir vitamina C proveniente de cítricos, que fortalece los capilares. El ejercicio físico moderado a diario (subir escaleras, caminar, activar la circulación de las piernas con una esponja exfoliante antes de la ducha realizando un suave masaje ascendente y, al terminarla, un chorro de agua fría ascendente también desde los tobillos hasta los muslos. Tras la ducha podemos aplicar una crema anticelulítica realizando un ligero masaje con los nudillos seguido de movimientos circulares ascendentes a lo largo de la pierna hasta su total absorción.

Las claves de un buen anticelulítico

Para actuar en todos los frentes, debe tener activos lipolíticos, es decir, quemagrasas; activos drenantes que favorezcan la eliminación de líquidos; también ingredientes que hidraten y reafirmen la piel, y que actúen, además, sobre la microcirculación. Ayuda que las texturas sean frescas, ligeras y de rápida absorción.

Como siempre te hacemos una buena recomendación. Toma nota.




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más informaciónen Política de Cookies. |ACEPTAR |